Escritores Ping

Sergio Gaut Vel Hartman

Tras ser incubado durante 274 días, Sergio Gaut Vel Hartman, vio la luz a las 7.35 de la mañana del 28 de septiembre de 1947, un domingo tormentoso como pocos antes y después de esa magna fecha. Y todavía hoy, algo más de noventa millones de segundos después de tal evento (el nacimiento), el sujeto ignora si tiene una misión fundamental en el devenir cósmico, o si solo debe esperar convertirse en cenizas dentro de un lapso más o menos incierto.

De cualquier modo se entretiene escribiendo ficciones, según él mucho más ajustadas a la estructura aleatoria y azarosa de las cosas que los hechos que los filósofos y los presentadores de los canales de televisión consideran reales, y a veces libros más serios, lo que en sí mismo, además de una contradicción en sus términos, es poco menos que una payasada. El tal Sergio sostiene que ha publicado una docena de libros, sin contar aquellos que ocultó tras un púdico seudónimo y los que compiló reuniendo a conjuntos de escritores tras una idea temática. Habida cuenta de lo sencillo que es por estos días enterarse de cuáles son esos libros, librará a los que no estén interesados en saberlo de consignar aquí el irritante listado e invitará a los que sí lo estén que se den una vuelta por Google.

Lo esencial, y esto sí debe decirse, después de mortificar al bueno de Samsa con una historia que no pidió y que tal vez tampoco le produzca el menor placer leer, el autor se propone continuar escribiendo cosas como esa, y más disparatadas todavía, si el público lector lo consiente.

Cristian Arenós Rebolledo

Cristian Arenós Rebolledo lleva dadas cuarenta y pico vueltas al sol más mediterráneo. Doctorado cum laude en hedonismo, juega a descifrar el mundo, a ser padre de una niña y un niño, y a conocerlos. Escribe teatro, relatos, canciones, recorre escenarios, graba discos y ha cofundado la escuela de educación libre Momo.

Pedir, pide poco. Al arte que sea, además de   estético, medicinal  y, si cabe, conformado  con  fino humor. A los tabús, que  dejen pasar la luz. A las modas, que callen. A las tradiciones, que muten sin descanso. A las leyes, escritas o no, que le dejen en paz. Y a los vivos, encuentro, amor y cobijo.

 

 

Toni García Peralta

Toni García Peralta ha escrito cerca de seiscientos sketchs de TV para varias productoras de Valencia, Madrid y Barcelona. Por esa razón, el autor de “El sketch” tiene ahora problemas para imaginar las doce últimas cifras del número Pi y anda al revés. Antes de guionista fue publicista, maquinista y oficinista. Hoy es equilibrista. Escribe a diario en su blog satírico “Rokambol”, y se salva porque sabe montar en bicicleta mientras no piensa absolutamente en nada.

Toni García Peralta has written some 600 television sketches for various producers in Valencia, Madrid and Barcelona. For this reason, the author of “The Sketch” now finds it difficult to imagine the last 12 numbers of Pi and he walks backwards. Before becoming a scriptwriter, the author worked in advertising, engineering and in offices. He now works as a tightrope walker. He makes daily contributions to his satirical blog “Rokambol” and survives because he knows how to ride a bicycle whilst keeping an absolutely blank mind.